“Erdoğan nos lleva a un régimen autocrático total”

Dirgente del Diyarbakir, Garo Paylan- Ph AA. Dirgente del Diyarbakir, Garo Paylan- Ph AA.

Por Lucio Garriga Olmo |

Este fin de semana, los diputados del Partido Democrático de los Pueblos (HDP, por sus siglas en turco) Ebru Günay, de origen kurdo, y Garo Paylan, de origen armenio, abandonaron la gira que realizaban por América Latina, donde buscaban analizar la actualidad social y política de Turquía y las amenazas que viven las minorías religiosas y sociales, bajo el gobierno de Recep Tayyip Erdoğan, luego de que el gobierno de Ankara interviniera de forma ilegal los municipios de Ameda, Marin y Van, en la región kurda del país. 

Antes de abandonar la Argentina, los parlamentarios brindaron una serie de conferencias y actividades en el país. La representante parlamentaria nacional por la provincia de Mardin, Ebru Günay, denunció que el gobierno oficialista del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) “polariza” a la sociedad turca “a través de una política de enemistad”. “Todos los días se está fortaleciendo el fascismo del AKP”, denunció y aseguró que al gobierno de Erdoğan “le da miedo” el HDP, “porque ellos avivan los conflictos entre los pueblos pero nosotros luchamos”.

Por su parte, el parlamentario de Diyarbakir, Garo Paylan, denunció las persecuciones y los encarcelamientos que realiza el gobierno turco, y aseguró que las políticas llevadas a cabo por Erdoğan “no tienen diferencias” con las aplicadas durante el Genocidio Armenio que asesinó a más de medio millón de personas. Asimismo, declaró: “Lo que vivieron los armenios hace 105 años lo vivimos los kurdos hoy”.

Los parlamentarios que visitaron la Argentina, lo hicieron en el marco de una gira por toda América Latina en la cual buscan denunciar las políticas opresivas y persecutorias del gobierno de Erdoğan y, al mismo tiempo, difundir los preceptos políticos del HDP. El partido fue fundado en el año 2012 y desde entonces representa al movimiento kurdo, a distintas minorías (como la armenia, la árabe, etc.), a colectivos feministas, agrupaciones ecologistas y colectivos LGBT. Funciona como el principal movimiento político progresista en un país marcado por el autoritarismo y el islam del gobierno central. Sus objetivos más importantes son lograr un acuerdo de paz entre el pueblo kurdo y Ankara, defender el ecosistema y a los movimientos de mujeres. A lo largo de estos años, y especialmente luego de un intento fallido de golpe de Estado en el 2016, varios de sus representantes ante el Parlamento han sido expulsados o arrestados. Uno de ellos, el líder Selahattin Demirtaş, en las últimas elecciones presidenciales se vio obligado a realizar su campaña desde la cárcel.

En este sentido, Günay aseguró que el HDP “trata de unir a los pueblos” para “construir la paz y derrotar a la política polarizadora del AKP”. “Nuestro objetivo es fundar una Turquía democrática”, declaró. Por su parte, Paylan manifestó: “Una Turquía democrática puede ser un ejemplo de paz para todos, pero una Turquía oscura y racista puede ser un ejemplo para el mundo oscuro y una amenaza para todos”. “En el mundo está lleno de defensores de derechos humanos, pero también hay gente como Trump, Putin y Bolsonaro. Tenemos que demostrarle al mundo que nosotros somos mejores que ellos”, agregó.

“A nosotros nos dicen políticos románticos porque la paz entre los pueblos de la región es lo más difícil que hay, pero sabemos que la única salida es la hermandad de los pueblos”, declaró Paylan y, de cara al futuro, analizó: “En los últimos años la gente comenzó a levantar la voz, lo que significa que el final de Erdoğan comenzó”.

La diputada Ebu Günay es abogada y defensora de los derechos humanos y de las mujeres, y en el año 2009 fue detenida mientras trabajaba como la representante legal del líder del pueblo kurdo, Abdullah Öcalan (detenido en solitario desde 1999 en la isla de Imrali). Ella fue liberada en el 2014 y desde el 2018 es diputada nacional. Por su parte, Garo Paylan es economista y uno de los fundadores del HDP. Durante toda su vida ha trabajado por los derechos de la comunidad armenia y actualmente ocupa un cargo en el Parlamento, por segunda vez consecutiva.

Los diputados también analizaron la actualidad del pueblo kurdo y la guerra en Siria, y denunciaron que el gobierno de Erdoğan busca llevar a cabo una nueva invasión en el norte del país árabe que podría provocar la muerte de miles de personas. “Los kurdos están bajo una amenaza muy fuerte. Se está haciendo una operación en el norte de Irak y se está preparando otra en el norte de Siria”, denunció Günay. En este mismo sentido, Paylan aseguró: “Si el mundo cierra los ojos Turquía va a volver a hacer lo que hizo contra el pueblo armenio en Siria”.

Sobre estos temas el representante de Diyarbakir, Garo Paylan, dialogó en exclusiva con L`Ombelico del Mondo:

¿Cómo trabaja el HDP luego de las detenciones de varios de sus diputados nacionales y de su líder, Selahattin Demirtaş?

–Lamentablemente, Erdoğan los está teniendo como rehenes a nuestros compañeros. Su condición de rehenes va a continuar hasta que cambie la situación política en Turquía y cuando haya una presión sobre Erdoğan desde otra partes del mundo para que cambie su política y para poder liberar a nuestros compañeros. Nosotros, por supuesto, estamos luchando desde adentro, pero necesitamos más solidaridad y más presión desde afuera.

¿Cuál es la nueva actualidad de Turquía luego de la aprobación de una nueva Constitución y de una nueva forma de gobierno en el año 2017?

–Turquía nunca fue una democracia, pero lamentablemente después de este cambio constitucional estamos entrando en una época de hombre único, como un rey. La democracia es un régimen de equilibrio donde distintos sectores del Estado controlan al presidente, pero hoy el Parlamento no puede controlar a Erdoğan; los medios de comunicación no pueden criticar a Erdoğan y, lamentablemente, la Justicia solo está aprobando sus órdenes. Eso nos lleva a un régimen autocrático total.